Blog

Cambiar color del coche

¿Te estás planteando cambiar el color de tu automóvil? Sea por razones estéticas o para tapar algunos defectos, puede ser una excelente opción.

Es un procedimiento complejo de realizar si queremos un buen resultado. En este sentido si no te sientes muy seguro con tu técnica, lo mejor es que acudas a un taller con profesionales para que pinten tu coche y lo dejen perfecto.

Y recuerda que tendrás que comunicar el cambio de color a la DGT y a tu compañía aseguradora.

Antes de ponerte manos a la obra para esta tarea, toma nota de todo lo que precisarás para modificar el color de tu coche: jabón, esponja suave, plásticos, cinta adhesiva, agua, pintura, pistola para pintar, guantes, gafas y máscara.

 

Paso a paso para cambiar el color de tu automóvil

 

Lo primero es hacer una limpieza en profundidad del coche, especialmente por fuera. Has de eliminar toda la suciedad que pueda estar incrustada en la pintura, pero no olvides dedicar un tiempo al interior.

Después, es recomendable desmontar todas aquellas partes del coche que pintarás por separado o bien que no precisen ser pintadas. En este punto nos referimos al parachoques, la tapa del maletero, las luces y las placas de las matrículas.

A continuación y aprovechando que se va a pintar el coche, merece la pena que revises si hay alguna rozadura en la superficie de la carrocería.

Ahora es momento de tapar con plásticos todo lo que no deseas pintar. Deberás cubrir las lunas del coche, las ruedas y otras zonas de la carrocería que no queramos manchar. Con la cinta adhesiva debemos sujetar los plásticos. Procura antes de empezar a pintar revisar todo lo que has protegido.

Ya puedes proceder con el pintado del coche. Debes realizarlo con una pistola para pintar. Es muy importante que te protejas con guantes, gafas y máscara para impedir que inhales o entres en contacto con tóxicos.

Una vez has pintado y la carrocería se ha secado, puedes pintar las piezas que has desmontado y que precisen color: como la tapa del maletero o pequeñas piezas según el modelo de tu coche.

Cuando se haya secado todo, retira los plásticos protectores y coloca las piezas desmontadas. Y recuerda comunicar el cambio tanto a tu seguro como a la Dirección General de Tráfico.

Si te ha parecido abrumadora esta tarea y te preocupa el resultado. Contacta con un taller profesional de confianza para cambiar el color de tu coche.

Volver arriba
Abrir chat
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Call Now Button