Blog

¿Cómo detectar fallos en los amortiguadores?

¿Sabías que un amortiguador dañado es considerado como factor de riesgo? Es por eso, que desde Inniauto queremos que sepas cómo detectar fallos en los amortiguadores, en función de darle la atención oportuna para evitar accidentes de tránsito o en su defecto daños mayores en el auto. Debido a que estas piezas son elementales a tal punto, que si no están funcionando de manera óptima aumenta significativamente el desgaste de diversos elementos mecánicos. 

De acuerdo a eso en tu taller mecánico en Pamplona se sugiere ser prevenido y buscar sustituir estas piezas cuando el automóvil tenga de recorrido 60.000 kilómetros o a los 5 años de uso. No obstante, puede que antes de este plazo ocurran desperfectos y deban ser cambiados. Por eso, se debe estar pendiente a las siguientes señales para detectar fallos en los amortiguadores:  

1. Vibraciones en el volante

Una de las principales señales que nos indican que los amortiguadores llegaron a su final y deben ser reemplazados por unos nuevos, es la vibración en el volante. Esta suele presentarse en diferentes contextos, como al frenar en una curva o al conducir a altas y muy bajas velocidades. De ser así es una señal de que los amortiguadores delanteros tienen fallas. 

2. Desgaste anormal de los neumáticos

Los neumáticos también tienen su tiempo de vida útil, sin embargo, cuando existen fallos en los amortiguadores estos pueden consumirse más rápido de lo normal. Es decir que, si se observa que los cauchos están desgastados, eso nos puede indicar que está posicionándose hacia los costados y no está rodando libremente sin roces. Para eso, se debe realizar un ajuste en la suspensión del automóvil.

3. Manchas de aceite en el área

Cuando se perciben manchas de aceite cerca del área donde van posicionados los amortiguadores o en el guardabarros, esta es una señal clara de que existen fallos en los amortiguadores. Lo ideal es solucionarlo a tiempo para que no ocurra un posible bloqueo que complique o traiga otros riesgos. 

4. Inclinaciones excesivas

Las inclinaciones excesivas hacía cualquiera de los ejes, son una señal más que evidente de que los amortiguadores ya se han dañado o en su defecto que una de las ruedas ya culminó su periodo de vida útil. No importa si la inclinación es hacia adelante, atrás o a los lados, todas indican que algo no está bien, y que circular en esas condiciones es de alto riesgo y peligroso para todos.

5. Suspensión dura o muy suave

Unos amortiguadores dañados o mal ajustados pueden tener como consecuencia tanto una suspensión dura o muy blanda, y ambas representan un factor de riesgo al momento de conducir. Esto se debe a que al estar excesivamente dura se incomoda la conducción al tener que aplicar fuerza de más para controlar el vehículo, en caso de ser muy blanda podría traer como consecuencias perder con mayor facilidad el control del automóvil. 

6. Ruidos

Ciertos ruidos o golpes también pueden indicar la presencia de fallos en los amortiguadores. No obstante, según el tipo de ruido se puede detectar con más rapidez la falla. Si es de tableteo, significa holgura o desgaste de gomas, en cambio, si es una especie de traqueteo puede indicar que los tornillos están flojos o que se desgastaron las arandelas. Finalmente, si es un silbido indica que en las válvulas no se han ajustado bien las tapas que aíslan el ruido del funcionamiento de los amortiguadores.

Si deseas obtener más información sobre cómo detectar fallos en los amortiguadores, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte en todo lo que necesites.

Volver arriba
Abrir chat
o escanea el código
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Call Now Button