Blog

COMO ELEGIR UN COCHE DE SEGUNDA MANO

CONSEJOS PARA COMPRAR UN CHOCHE DE OCASIÓN

La situación ideal para comprar un vehículo de segunda mano es aquella en la que se cumple lo siguiente:

  • Se ofrece una garantía, en el mejor de los casos en el propio taller del vendedor.
  • Se tiene acceso al historial de revisiones del vehículo completo.
  • El kilometraje está garantizado por escrito.

A continuación veremos cómo podemos intentar llegar a esta situación.

Para comprar un vehículo de segunda mano la primera elección que hay que hacer es el dónde comprar el vehículo. Existen dos fuentes de vehículos de ocasión, vendedores particulares y concesionarios.

La principal diferencia entre ambos tipos de vendedores es la obligación de ofrecer una garantía que tienen los concesionarios. Todo compra-venta de vehículos profesional está obligado por ley a ofrecer una garantía mientras que los particulares no.

La existencia de una garantía reduce el riesgo de que el coche se encarezca debido a averías imprevistas, sin embargo no todas las garantías son iguales:

  • Garantía en taller propio; es la que más compromete al vendedor ya que significa que responde personalmente de las posibles averías que tengan sus vehículos y se compromete a repararlas en su propio taller. Es el sistema que más garantías ofrece ya que liga la imagen del concesionario más allá de la preparación y venta.
  • Garantía contratada en una aseguradora; si bien también ofrece cobertura ante posibles averías hay que tener en cuenta que, en estos casos, el compra-venta se desentiende y que estas compañías suelen buscar motivos para evitar atender las incidencias.

En estos casos, un buen indicador de la calidad tanto del concesionario como de la compañía de garantías es el tiempo que llevan funcionando juntos, ya que ni la aseguradora aguanta a un compra-venta que le genera muchas incidencias, ni un profesional mantendrá la relación con una aseguradora que le genera reclamaciones de sus clientes por incidencias no atendidas.

Una vez considerado el donde, hay que tener en cuenta la procedencia del vehículo; los motivos para la venta, así como la información disponible sobre el uso que se le ha dado al coche, pueden variar mucho en función de su dueño anterior:

Comprar Vehículo particular

Al comprar un coche de segunda mano que haya pertenecido a un particular hay que tener en cuenta que:

  • La existencia de un histórico de revisiones dependerá de la meticulosidad de cada dueño.
  • El motivo de la venta no está garantizado, ya que si bien puede ser un simple cambio de vehículo puede darse el caso de que el coche haya sufrido algún accidente o esté dando problemas y el dueño quiera desprenderse de él.

Venta de Vehículo de alquiler o de renting

Las compañías de alquiler y renting suelen renovar sus vehículos cada pocos años ya que sus clientes suelen preferir coches modernos por lo que el motivo por el que el coche se encuentra a la venta está claro.

Las principales diferencias entre vehículos de alquiler y renting son:

  • El número de usuarios; mientras que las compañías de alquiler suelen dejar sus vehículos durante periodos de tiempo más o menos cortos, las compañías de renting tienden a trabajar, para cada vehículo, con un único cliente que lo utiliza hasta el final del contrato.
  • Las compañías que venden vehículos de renting suelen ofertar miles de vehículos al mes. Por ello no solo están sometidas a exhaustivos controles, sino que han desarrollado sistemas para proporcionar toda la información posible a sus compradores de manera automática.

Por esta razón lo normal es que ofrezcan los kilómetros de sus vehículos certificados por escrito así como los historiales de mantenimiento al completo.

Teniendo todo esto en cuenta, una vez encontrado el vehículo, hay que prestar atención al estado actual del vehículo. No hacer ciertas comprobaciones antes de la compra puede encarecer mucho la operación.

Por un lado, hay que prestar atención a todos aquellos elementos que no suelen estar cubiertos por las garantías:

  • Mantenimientos, es decir, cuando se han hecho los últimos cambios de aceite, filtros, pastillas de freno y neumáticos.
  • Piezas de desgaste, existen piezas que por el uso del vehículo están sometidas a desgaste, con la que más cuidado hay que tener es con el embrague ya que sus sustitución puede ser muy costosa.
  1. La manera más sencilla de comprobar el estado de un embrague es el siguiente:Con el motor encendido meter primera manteniendo el embrague hasta el fondo
  2. Despacio, ir soltando el embrague

Si hay que soltar mucho recorrido de pedal para que el coche empiece a moverse significa que el embrague está muy desgastado, mientras que si el vehículo responde enseguida el embrague está en buenas condiciones.

Por otro lado hay que asegurarse de que todo funciona como debe:

  • Es recomendable prestar atención al sonido de un motor al encenderse y apagarse, la presencia de algún ruido “raro” puede significar que algún componente del motor no está funcionando como debe.
  • Comprobar que los equipos auxiliares funcionan (radios, sensores, elevalunas, etc.) puede ahorrarnos sorpresas.
  • Los años desgastan, hay que ser consciente de que por muchas precauciones que se tomen con el paso del tiempo y los kilómetros los vehículos se ven sometidos a desgaste, por ello, si bien más caros en un primer momento puede ser recomendable tener en cuenta coches con un kilometraje algo menor aunque sea necesario financiar una parte de la compra.
Volver arriba
Abrir chat
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Call Now Button