Blog

Cuál es la mejor forma de financiar un coche

Realizar la compra de un coche es un momento crucial para el desarrollo de nuestras vidas. La elección que realicemos será nuestro compañero durante varios años, por lo que debemos estar seguros de la decisión que tomemos y cómo abordaremos el gasto que esto significa.

Al evaluar la manera en que se realizará el pago de un vehículo muchos se preguntan si resulta mejor hacerlo desde el mismo concesionario o a través de una entidad bancaria. La verdad es que a final de cuentas la decisión depende de las preferencias de cada uno, puesto que cada método tiene sus propias ventajas.

Si ya has elegido el coche que quieres tener en tu vida y solo te resta saber cómo financiarlo, a continuación te contamos los puntos centrales de cada uno de los métodos de pago que hemos mencionado anteriormente.

Ventajas del Banco

Lo primero que tendrás en cuenta es que al banco ya lo conoces. Tienes a tu asesor de cuenta, quien ya va siendo un rostro familiar en tu vida y sabes que posiblemente te dé una solución que se ajuste a tus necesidades. Es por esto que no resulta descabellado ponerlo como primera opción y después comenzar a evaluar otras.

Otro asunto es que podemos realizar el pago del coche de una sola vez y ahorrarnos mayores trámites con el concesionario. Por supuesto, esto también supone realizar cierto papeleo con la gente del banco, pero a muchos clientes les da la sensación de que así el procedimiento es más rápido.

También está el tema de variedad de alternativas que se nos ofrece a través de las entidades bancarias. Con ellas podemos hacer una financiación como tal del producto que compraremos, o bien solicitar un crédito y pagar al contado el vehículo en cuestión, tal y como hemos señalado anteriormente.

Ventajas Concesionario

En lo que respecta al concesionario este también ofrece bastante buenas condiciones. En primer lugar debemos destacar que nos permitirá evitar utilizar esa alternativa del banco, la cual podría servirnos para una emergencia en el futuro o para pagar otro producto que queramos comprar.

Existe un ahorro de tiempo importante al realizar estas gestiones en la misma institución, puesto que no tendremos que estar llevando papeles al banco ni contactando con nuestro agente. En este caso podremos hablar directamente con el concesionario y pactar un método de pago que se ajuste a nuestras necesidades.

En muchas ocasiones el pagar el coche con los métodos que ofrece el concesionario puede terminar haciendo que nuestra compra sea mucho más económica. Con el movimiento continuo del mercado y la necesidad de ofrecer buenos tratos, la financiación suele traer consigo elementos bastante convenientes.

Obviamente todo esto hace que el trámite sea mucho más llevadero y que podamos contar con nuestro vehículo de forma rápida y sencilla.

Recuerda que a final de cuentas la decisión es tuya, por lo que debes evaluar con detención el tipo de financiación que deseas para tu coche. Encuentra una que se ajuste a tus necesidades y que encaje con los presupuestos que mensualmente manejas.

Volver arriba
Abrir chat
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Call Now Button