Blog

¿Cómo llevar a cabo un mantenimiento correcto de tu coche eléctrico?

La duda de cómo funciona el mantenimiento correcto de tu coche eléctrico es una de las más frecuentes en la actualidad. Puesto que la industria automotriz está cambiando rápidamente, y la producción de vehículos eléctricos son el pilar de este giro de 180 grados. 

Entonces, si te has sumado por los incentivos gubernamentales y por la sostenibilidad que plantea invertir en esta alternativa de transporte, estás consciente de sus ventajas a corto y largo plazo. 

Tomándolo en cuenta, en Inniauto te planteamos algunos factores elementales de ese mantenimiento correcto de tu coche eléctrico. Facilitándote el debate interno sobre la viabilidad de la decisión que has tomado al comprar un vehículo que parece ser tan diferente a los tradicionales.

¿Por qué el mantenimiento correcto de tu coche eléctrico es más sencillo?

Para empezar, tenemos que aclarar que los coches eléctricos en su gran mayoría carecen de cajas de cambios. Ya que disponen de un simple sistema de engranajes que transmite la potencia a las ruedas, junto a un diferencial que regula esa transmisión. 

Por lo tanto, esas transmisiones mantienen una relación fija y carecen de marcha atrás. Pues el retorno se logra al invertir la polaridad del motor eléctrico, sin grandes cambios en su mecánica interna.

Asimismo, la mayor parte de las piezas con las que cuenta el sistema de tracción de un coche eléctrico no sufren de desgaste con altas temperaturas, por lo que su mantenimiento es más simple o en algunos casos, no existe por la nulidad del mismo.

Tampoco cuenta con piezas como el embrague y la correa de distribución, evitando así el mantenimiento de las mismas y su oportuno reemplazo. Por otro lado, los motores eléctricos también carecen de filtros de aceite, el cual es uno de los mantenimientos más frecuentes de los tradicionales coches de combustión.

Cuidados básicos que sí deben cumplirse en el correcto mantenimiento de tu coche eléctrico

Ante esta simplicidad mecánica, las potenciales fallas se minimizan y el mantenimiento correcto de tu coche eléctrico va a ser menos complejos que el de uno de combustión. Aunque los siguientes elementos forman parte de los cuidados más básicos que tienes que cumplir con cierta regularidad:

1. Comprobar el aislamiento de las conexiones entre motor y batería

El cableado eléctrico es uno de los puntos más importantes del funcionamiento de un vehículo potenciado por electricidad. Por ende, comprobar el aislamiento de los mismos es crítico si se espera evitar oportunamente fallas entre la conducción a través del entramado interno del coche.

2. Cambio de pastillas de freno

La tecnología de frenado de este tipo de vehículo previene el desgaste y alarga su vida útil en mayor medida cuando se compara con las de un coche de combustión. Sin embargo, cambiarlas seguirá siendo una necesidad y acudir con un técnico para revisar su integridad es imprescindible después de cierta cantidad de tiempo con ellas.

3. Reemplazo de neumáticos

Esta es una de las piezas que más se desgastan en un vehículo eléctrico. Por esta razón reemplazarlos según los periodos indicados por su fabricante será una prioridad si se quieren evitar accidentes indeseados. Los cuales suelen ocurrir en los momentos más inoportunos.

4. Sustitución del líquido refrigerante

El refrigerante no se necesita para el funcionamiento del motor, pero hay otras piezas del vehículo que sí requieren del mismo por su mecánica térmica. Algo positivo es que la degradación de este compuesto es mucho menos agresiva en un vehículo eléctrico a como sucedería en uno de combustión.

Si deseas obtener más información sobre cómo llevar a cabo el mantenimiento correcto de tu coche eléctrico en un taller mecánico eficiente y responsable, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte en todo lo que necesites.

Volver arriba
Abrir chat
o escanea el código
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Call Now Button