Blog

Reparar arañazos coche y furgoneta

Los arañazos son uno de los problemas más comunes a la hora de cuidar o mantener un coche. Una columna, una esquina o cualquier otro accidente pueden arruinar la imagen de tu automóvil.

Vamos a darte algunos consejos para reparar y quitar arañazos de tu coche y furgoneta. Para solucionar este tipo de problema, necesitarás una serie de herramientas:

Pincel de retoque: que se empleará la disimular el arañazo y poder pintar luego la zona. Has de elegir el adecuado para el color de tu coche. Esto podrás verlo en el manual de instrucciones.

Lija: que se utilizará para lijar y poder acabar con las marcas. Lo normal es que vayan con una almohadilla.

Pulimento y pulidora: necesarios para preparar la zona marcada para su posterior pulido.

Cera: para dar brillo al coche y dejarlo impoluto.

Cómo reparar arañazos de coche o furgoneta

Lo primero que has de hacer es localizar las marcas por si hubiera más de uno, y así solucionarlas a la vez. Establece su gravedad, viendo si han alcanzado el acero del coche o a otro color distinto al de la pintura.

Ahora es el momento de lavar y secar el coche al completo. No repares arañazos con un automóvil sucio, porque puede que provoques más marcas. Tras la limpieza, aplica el pincel de retoque sobre los arañazos con mucho cuidado. Después deja que se seque durante 15 minutos.

Debes envolver la lija alrededor de la almohadilla y lija todas las marcas localizadas.  Hazlo en dirección del arañazo y echa agua cada 5 pasadas para comprobar que has llegado hasta el final. Usa lijas de mayor o menor grano para tratar marcas más o menos profundas.

Tras el lijado, limpia bien toda la zona. Echa agua y seca con un paño de microfibra bien limpio. Después de esto, esparce el pulimento y ponlo en las áreas lijadas.  Enciende la pulidora al nivel más bajo y pule la zona con arañazos. Cada marca debe ser tratada unos 10 segundos y nunca has de pulir en el mismo punto más de un segundo seguido, porque podrías dañar la pintura.

Lava el coche de nuevo para que no quede ningún resto de pulimento porque podría pegarse a la pintura. Ahora has de encerar la zona con una esponja húmeda y aplicarla suavemente en los arañazos.

Finalmente, vuelve a lavar el automóvil para dejarlo brillante y totalmente limpio.

No todos los arañazos pueden quitarse con este procedimiento. Por ello, siempre es recomendable contar con la ayuda de un taller especializado en chapa y pintura para tratar estos problemas.

Volver arriba
Abrir chat
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Call Now Button